Queridas mujeres, Porque Te sigo Diciendo Que Tu Eres Hermosa. Con Amor Del ministerio De Mujeres.

Eres hermosa. Lo siento si no lo sientes. Lo siento si no lo crees. Lo siento si no crees que es importante. Pero eres hermosa. Dios lo dijo en Cantar de los Cantares 4: 1, “Eres hermosa, mi amor, hermosa más allá de las palabras”. Este verso es sobre ti.

No importa si no lo sientes. No importa si no lo crees. No importa si no crees que es importante. Este verso es personal. Este versículo está vivo. Este verso es eterno. Es verdad.

Para aquellas que están enojadas con los líderes del ministerio de mujeres que les dicen que son bellas, pongan algo de gracia en mi camino y aguanten.

spanish beauty

Si bien la realidad de tu belleza no es el punto bíblico más importante que puedo hacer, eso no hace que la verdad de tu belleza sea irrelevante. La belleza de Dios y tu belleza no son mutuamente excluyentes. No es un escenario cualquiera. Es parte del paquete grande, delicioso, expansivo, complejo y rico que viene con el regalo de la salvación.

Antes de la salvación eras un pecador, eras fea. Jesús murió por tus pecados. Cuando aceptas la salvación, ya no estás definido por tus pecados feos. Ahora estás definida por Su hermoso amor. Tú eres su hija. Él te ama. Para El eres hermosa.

Para cada mujer con sus inseguridades, sus fracasos, viviendo en su desorden, esto puede ser una noticia liberadora. Es liberador porque es la palabra de Dios, y la palabra de Dios es poderosa. No es un pensamiento positivo. No es un cumplido. No es un líder cristiano animándote. Es verdad. Eterna, invariable, poderosa verdad.

Entonces, ¿por qué luchamos con la verdad de nuestra belleza? Tal vez, hay dos problemas reales que deben aclararse para evitar que nos enojemos.

Primero, como definimos la belleza? Segundo, creemos que la belleza es importante?

Si definimos la belleza por estándares culturales, es decir, su cara y cuerpo se ajustan a las medidas mundanas de atractivo, entonces estamos en problemas. Que te digan que eres culturalmente bella desde la plataforma de la iglesia es tonto. Sé que no soy Gigi Hadid. Ella es una mujer atractiva, gana un salario honesto y trabaja duro, bien por ella.

Pero no me parezco a Gigi Hadid. Y está bien porque Dios no me llama a conformarme a los estándares mundanos sino a anhelar la cultura del Reino. La cultura del Reino tiene una definición de belleza muy diferente.

La cultura del Reino define tu belleza como los portadores de la imagen de un Dios hermoso. Como portadores de la imagen, reflejamos a Dios visiblemente. Reflejamos su amor, libertad, gracia, compasión, alegría, santidad y poder. Cuando expresas estas cualidades con tu cara, con tu cuerpo, con tus palabras, con tus acciones, eres hermosa.

Nuestra belleza es la manifestación del amor de Dios.

La belleza del Reino se define por el amor de Dios. Cuando Dios te mira, siente amor, siente placer, se deleita. Sofonías 3:17 nos dice que Dios se deleita en nosotros con alegría, que se regocija por nosotros con canciones de alegría. Nuestra belleza es la manifestación de este amor infalible, es un reflejo de su gloria en nuestra vida.

La belleza es uno de los ingredientes en la gloria de Dios. La gloria de Dios es una combinación del poder aplastante del planeta, la justicia pura y la belleza esplendorosa. Si disminuimos selectivamente la importancia de uno de esos ingredientes, diluimos la forma en que concebimos la gloria de Dios. La belleza es parte integrante de la gloria de Dios y estamos llamados a ser portadores de su gloria en grados crecientes.

 

2cor318
¿Por qué somos llamados a crecer en la gloria de Dios y, por lo tanto, su belleza? Esto nos lleva al segundo tema: ¿es importante la belleza?

La belleza es importante por tanto es poderosa.

La belleza puede crear una respuesta, evocar emoción, inspirar acción, hacer que cambiemos. Estas respuestas, emociones, acciones y cambios pueden ser divinos o destructivos. En las manos del cielo, la belleza tiene poder piadoso.

La belleza tiene el poder de evangelizar.

El padre Barón, teólogo y autor, cree que la belleza es una poderosa herramienta de evangelismo. “Comienza con lo bello, que te conduce a lo bueno, que te conduce a la verdad” (1). En los tiempos posteriores a la modernidad, cuando las ideas de la verdad y la bondad son fluidas, la belleza es un lugar apacible para comenzar una conversación difícil.

La belleza tiene el poder de dar esperanza en la desesperanza.

Encarcelado en un campo de concentración nazi, el Dr. Frankl absorbió intencionalmente la belleza de la naturaleza durante una marcha forzada. Al usar el poder de la belleza, fue capaz de soportar lo insoportable. Cuando una mujer usa la esperanza como expresión de su belleza piadosa, puede dar esperanza a los que no tienen esperanza.

La belleza da valor. En el Salmo 27, David está rodeado de sus enemigos. Es entonces cuando él declara que meditará en la belleza de Dios, este enfoque construye su coraje. Cuando nuestras vidas apuntan a las alegrías y maravillas de la vida, les recordamos a los demás por qué luchamos por lo que es bueno y verdadero.

La belleza divina no se trata de generar cumplidos, se trata de generar esperanza, coraje y alegría. La belleza divina no se trata de tu peso, sino del peso de la gloria de Dios. La belleza divina no se trata de cosméticos, se trata de su creación. La belleza divina no se trata de ser bonita, se trata de poder.

  Satanás mismo conoce el poder de la belleza. Fue el deseo de poseer la belleza de Dios lo que lo corrompió y llevó a su caída (véase Ezequiel 28:17).

Satanás mismo conoce el poder de la belleza. Fue el deseo de poseer la belleza de Dios lo que lo corrompió y llevó a su caída (véase Ezequiel 28:17).

  Satanás mismo sabe del poder de la belleza.  Fue el deseo de poseer la belleza de Dios lo que lo corrompió y llevo a su caída. (Vea Ezequiel 28:17)

Las dictaduras malvadas conocen el poder de la belleza. Uno de los primeros actos de dictadura de Hitler, Mao, Pol Pot y Stalin fueron el de exiliar o ejecutar artistas, músicos y autores. Hitler definió la superioridad como piel blanca, ojos azules y cabello rubio. Los dictadores saben que la belleza totalmente expresada tiene el poder de traer libertad de pensamiento. Entonces la belleza tenía que ser capturada y manipulada para sus propósitos depravados.

El famoso autor y filósofo Dostoevsky dijo, “Lo terrible es que la belleza es misteriosa como terrible. Dios y el diablo están allí y el campo de batalla es el corazón de la humanidad.  

Hay una batalla por la belleza. No se trata solo de dictadores. Para las mujeres, es personal. La belleza no se trata solo de arte, se trata de la anorexia. No se trata solo de música, sino de imágenes retocadas. No se trata solo de poesía, sino de vergüenza corporal. Las definiciones pervertidas de belleza tienen el poder de destruir el cuerpo y el alma de una mujer. Es un ataque personal por lo que Cantar de los Cantares4: 1 debe tomarse personalmente.

Si el ministerio de mujeres  no actúa como un agente para definir la verdadera belleza, la brecha será llenada por la cultura mundana, o mucho peor que eso, será definida por el mal

Satanás conoce el poder de la belleza y no quiere que llegue a manos de los cristianos. Él nos engaña al convencernos de que nuestra belleza es esponjosa, frívola, egoísta. Sí, bueno demonio, no estoy jugando tu juego.

No puedo hablar de mi belleza, sin hablar de Dios.

No puedo expresar mi belleza, sin expresar la belleza de Dios.

No puedo aceptar la belleza sin aceptar a Dios.

La belleza de Dios y mi belleza están inextricablemente conectadas. Mi belleza declara por mi comportamiento, “¡Soy amada por el Rey de Reyes!” Así son las otras mujeres en mi mundo y voy a declararlo en voz alta y públicamente.

spanish ecc

La verdadera belleza no puede separarse de la gloria de Dios. Si los líderes de su ministerio de mujeres se enfocan singularmente en su belleza sin hacer referencia a la gloria de Dios en el curso de su ministerio, entonces tienen un problema. Si es así, sugiero que siga el procedimiento bíblico y que los corrija en privado.

Sin embargo, si sus líderes la están llamando hermosa en el contexto del amor y la gloria de Dios y usted se avergüenza, entonces tal vez, querida mujer, usted debe preguntarse honestamente y humildemente si tiene un problema. Pregúntate si estás aceptando por completo la verdad de su amor por ti, un amor que te hace bella.

Por Elissa Macpherson

http://www.lavishpursuits.com.au

conferencista, autora, le encanta el café, festiva y femenina, amante de Jesús.

TRADUCIDO POR LILY MUIR

BOLIVIA